Fracturó a un rival jugando para su selección y pueden echarlo de su club

Fracturó a un rival jugando para su selección y pueden echarlo de su club

Wei Shihao fue suspendido por un mes por el Guangzhou Evergrande, donde analizan que la sanción sea permanente.

El futbolista internacional chino Wei Shihao fue suspendido un mes por su propio club, el Guangzhou Evergrande, que estudiará además su despido definitivo, por haber realizado una “falta grave” en un partido de la Copa de China contra Uzbekistán.

La prensa local informó este miércoles de la dura sanción impuesta por el club, por la que Wei se perderá al menos cuatro partidos de la Superliga china y dos de la Liga de Campeones asiática.

Wei es uno de los jugadores con mayor proyección del país asiático, y por eso la situación conmocionó al fútbol chino. La pena se debió a que en el partido por el tercer puesto de la Copa de China 2019, el delantero chino le aplicó una patada a Otabek Shukurov (Uzbekistán) que le provocó la fractura de tibia. El árbitro del partido apenas lo sancionó con una tarjeta amarilla.

Tras el partido, Wei visitó el hotel del equipo de Uzbekistán y se disculpó con Shukurov, ante quien aseguró que no esperaba que la entrada “pudiera causar una lesión tan grave”. Sin embargo, su club consideró que las disculpas no fueron suficientes y que el castigo debe ser severo.

En un comunicado oficial, el club chino apuntó que el delantero de 23 años “debería reflexionar profundamente sobre sus acciones” y advirtió que estudiará despedir al futbolista, quien llego al Evergrande a principios de año.

La sanción podría parecer exagerada en algunas partes del mundo, pero las autoridades deportivas y los propios clubes chinos quiere que su fútbol sea un deporte limpio. Esta sanción apunta en esa dirección.

 

EFE