sábado 25 septiembre, 2021
InicioCuriosidadesEl origen del Panenka: el cobro de penal con que Seijas quiso...

El origen del Panenka: el cobro de penal con que Seijas quiso lucirse

51 views

Un héroe: así es como muchos checos recuerdan a Antonin Panenka, el futbolista que le dio la Eurocopa de 1976 a su país con un cobro de penal atrevido. Por desgracia, a Luis Manuel Seijas no le fue tan bien ayer al intentar emularlo contra Argentina.

Hace cuarenta años, el 20 de junio de 1976, Checoslovaquia y la Alemania Federal disputaban en Belgadro la final de la Eurocopa que se realizó ese año en Yugoslavia.

Transcurridos los 90 minutos oficiales del partido, el marcador seguía 0-0 y el partido acabó por decidirse en una tanda de penales.

Del lado alemán se encontraba Stepp Maier, uno de los porteros emblemáticos de la historia del Bayern Munich, equipo donde jugó toda su carrera de clubes (1966 – 1979).

Transcurridos los primeros cuatro cobros, Checoslovaquia sumaba 4 anotaciones y Alemania Federal solo 3, con lo que un gol más era decisivo para asegurarle el triunfo a los checos. Fue entonces cuando le tocó el turno de cobrar a Panenka.

Cuando Panenka se dispuso a iniciar la carrera (contaría él mismo después), pudo notar cómo Maier comenzaba a inclinarse hacia el lado izquierdo de su portería, con intenciones claras de lanzarse.

El checo tomó una decisión audaz, que lo catapultaría a la historia: tiró el balón suave y al centro, casi sin intención. Tal y como había previsto, Maier se lanzó hacia su lado izquierdo. El balón entró, y Panenka sellaría la primera y única Eurocopa en la historia de Checoslovaquia.

Seijas: “Lo volvería a cobrar igual”

Años después no han sido pocos quienes han querido emular la acción de Panenka, con diversos resultados.

Zidane anotó un gol con un penalti a lo Panenka en 2006, en la final de la Copa Mundial contra Italia, y Leonel Messi cobró otro, también exitoso, el año pasado contra el Getafe por la Liga BBVA.

Seijas, acostumbrado a realizar amagos de este tipo, quiso sorprender a “Chiquito” Romero ayer, en el partido por semifinales entre Argentina y Venezuela. Pero no le fue tan bien, y la pelota cayó con una suavidad impresionante en los brazos de Romero, en una acción fallida que se ha vuelto viral en el mundo entero.

Sin embargo, esto no ha amilanado al venezolano, quien en una entrevista posterior al juego, al ser preguntado sobre si lo volvería a cobrar igual, dijo: “Sí, sí. No tengo nada qué reprocharme”.

(Alirio Vera Morales – La Nación)

- Advertisment -