Contrareloj

896

HISTORIA REPETIDA, DE nuevo los ciclistas extranjeros se convierten en invitados de piedra en la Vuelta al Táchira en Bicicleta, exceptuando en esta ocasión al neogranadino Iván Ramiro Sosa, un joven debutante de apenas 19 años de edad, integrante del equipo Androni Giocattolli, bajo la batuta del director deportivo Giannio Savio, quien sacó la cara no solo por los forasteros, sino por sus paisanos, que pese a traer cuatro equipos, un total de 22 corredores, poco o nada hicieron en el Giro Andino de 2017. Y PRECISAMENTE, los neogranadinos, que en las primeras siete ediciones del giro ciclístico, de 1966 a 1972, ganaban prácticamente todo, especialmente los títulos individuales, hasta que en 1973 el ahora desaparecido Santos Rafael Bermúdez, terminó con la hegemonía de los vecinos al coronarse campeón frente al gimnasio “Arminio Gutiérrez Castro” de la Concordia. A PARTIR del triunfo de Bermúdez y hasta 1991, los títulos individuales fueron compartidos entre nacionales y extranjeros, el último conquistado por el colombiano Angel Yesid Camargo. LUEGO DE la victoria de Camargo, los colombianos no volvieron a figurar en el giro tachirense, sus ojos fueron puestos en el pedalismo de Europa, continente en el que hace más de una veintena de años han brillado con luz propia, obteniendo triunfos de gran importancia, primero con ruteros de la talla de Luis Herrera y Fabio Parra, entre otros y en la actualidad con elementos del calibre de Nairo Quintana, el número uno de todos, con un titulo del Giro de Italia, una corona en la Vuelta a España y dos subtítulos del Tour de Francia, algo sin parangón en los anales del ciclismo profesional de ruta no sólo de Colombia, sino de América.

LAMENTABLEMENTE PARA LA organización de la Vuelta al Táchira, los hermanos colombianos, que en el pasado eran los invitados de lujo a la carrera, siempre brindando espectáculo hasta el final de la competencia, ya sumaron más de 20 años que la Federación de ese país no envían elementos de peso, independientemente dos o tres triunfos esporádicos . ESTE AÑO, en la edición 52 que apenas culminó el pasado domingo, independientemente los cuatro equipos que trajo la nación neogranadina no figuraron en nada, ni siquiera la victoria en una etapa. A LOS colombianos se suman, ruteros de: México, Repúbilca Dominicana, Cuba y Chile que pasaron desapercibidos en la competencia. COMO HA sido costumbre desde que empezó a competir en el Giro Andino, otra vez Gianni Savio, con su consabido grito de guerra de: “venimos a honrar la carrera”, ratificó que sus corredores no vienen a pasear, su rol es el de mostrarse, pues aparte de ganar la primera etapa con el italiano Raffaello Banusi, el joven Iván Ramiro Sosa fue el campeón de la Sub 23, estuvo segundo en la clasificación general hasta la octava etapa y al final de la Vuelta concluyó en el séptimo puesto. EL PROPIO estratega confesó a Diario la Nación que tiene muchas esperanzas en Sosa, “tiene con que llegar, será un gran corredor”, ripostó. LAS VECES que Sosa habló con el enviado de Diario la Nación se mostró muy seguro, fue reiterativo en el sentido que su sueño es emular a lo que han hecho muchos de sus paisanos, en especial Nairo Quintana. HUBO VARIOS hechos curiosos a lo largo de las diez etapas de la justa andina, destacando la camaradería puesta de manifiesto entre Gianni Savio y José Rujano, que de acuerdo a lo conocido por el periodista, hacía tiempo que tenían las relaciones en cero. EL POSIBLE regreso del ya veterano corredor al ciclismo europeo, vistiendo la camiseta del Androni Giocattolli, la negó el entrenador, reconociendo que Rujano le dijo sobre su deseo de volver a Europa aunque fuera por un par de temporadas. FUE AL grano Savio, al señalar que entre su nuevo proyecto está el de trabajar con jóvenes corredores, formarlos para que luego empiecen a figurar. RATIFICO ADEMAS que el jovencito Yeison Rujano, hijo de José Rujano si está dentro de sus planes de llevarlo a Europa, pero cuando haya cuajado un poco más.

ESTABAMOS EN DEUDA con el empresario Jorge Durán, un hombre apasionado y amante del deporte, del ciclismo para más señal. ES DIRECTIVO de la Vuelta de la Juventud de Colón, y también colaborador de la Vuelta al Táchira en Bicicleta. ESTE TIPO de personajes son los que deben estar en la dirigencia, pues producto de ese amor por una disciplina deportiva, en este caso el ciclismo, no tiene problemas en estar presto a lo que se requiera a la hora de montar una competencia. AHORA MISMO en el Giro Andino, edición 52, la octava etapa partió frente a su empresa Multiservicios Jorcar, en la pasarela de la Fría; previo a la partida de la carrera, donde se cumplió el tradicional “bautizo” de quienes por primera vez asisten a la competencia, Jorge Durán atendió a las mil maravillas, junto a su esposa Zuleima Moncada, a todos quienes formamos parte de la caravana multicolor. HONOR A quien honor merece, y personas como este empresario y dirigente deportivo deben ser aprovechados por instituciones deportivas, pues en él siempre tendrán una mano amiga, a cambio de nada, solo porque le gusta el deporte, lo vive y lo siente. (Homero Duarte Corona)

Compartir