La selección de Venezuela finalizó de manera humillante su participación en el Clásico Mundial al caer derrotados por paliza ante la invicta selección de Puerto Rico con un marcador de 13 carreras a 2 en el Petco Park de la ciudad de San Diego.

Tras ser eliminados con la victoria de Puerto Rico frente a Estados Unidos el viernes, Venezuela ya no se jugaba nada contra el equipo boricua, pero quería despedirse del torneo ganando y saliendo con la frente en alto. Aunque el juego y el resultado dijo lo contrario esta tarde soleada en San Diego.

La ofensiva puertorriqueña comenzó agresiva desde el primer capítulo ante el lanzador abridor Martin Pérez, quién en los primeros tres turnos cedió un doble, un hit y un sencillo para colocar bases llenas que luego permitió la carrera de Ángel Pagan que inauguró el marcador.