Presidente del comité de organización de la Eurocopa de Francia-2016, Jacques Lambert estima a un año del evento que su preparación entra en la fase visible y concreta, con la venta de entradas desde el miércoles. Lambert ofrece una entrevista para agencias EFE donde habla sobre la Eurocopa.

P: ¿A un año del inicio, se puede decir que entran en la última recta?
R: “No. Quedan muchas cosas por resolver y pienso sobre todo en la venta de entradas. Por ahora no hemos vendido ninguna entrada. Digamos más bien que entramos en la fase más visible de la organización. Vamos a desplegar en las ciudades el dispositivo operacional. Es el iceberg que va a comenzar a emerger.”

P: La venta de entradas comienza este miércoles con una novedad: entradas a 25 euros, precio inferior a algunos partidos de la liga francesa. ¿Era necesario para que la fiesta fuera exitosa y compartida?
R: “Es una opción que tenía en la cabeza desde el principio y constaté rápido que la posición de Michel Platini era la misma. Queríamos mostrar que el tercer evento deportivo del mundo, incluso con objetivos de resultados financieros elevados, podía reservar una parte de las entradas a precios accesibles. Tenemos un precio de entrada a 25 euros, pero sobre todo en un volumen importante de entradas (250.000), para 43 partidos de 51, es decir el 85%.”

P: La comercialización del millón de entradas para el gran público va a durar un mes, hasta el 10 de julio. Es por tanto ahora o nunca para los aficionados…
R: “Es en efecto el único período de venta de entradas para el gran público antes de la venta con destino a los aficionados de equipos que tendrá lugar tras el sorteo, en diciembre. Si no se hace ahora no se podrá hacer después. Esta comercialización concierne a Europa y al mundo. No hay privilegios para el público francés. Se ha visto a través de los 200.000 pedidos previos, Francia representa solo del 50% al 60% de la demanda. Los franceses no deben dejar pasar la oportunidad.”

P: La seguridad es uno de los aspectos más espinosos en este tipo de manifestaciones. Tras los atentados de enero en Francia, ¿se ha convertido en una preocupación mayor para usted?
R: “El riesgo terrorista, lo hemos tenido en cuenta desde el principio. Lo que los atentados cambiaron es que, del riesgo teórico, hemos pasado a un riesgo más palpable. Eso refuerza la necesidad de ser más vigilante, más riguroso.”

P: En lo referente a la seguridad en los estadios, ¿un incidente reciente en Burdeos y otro anterior en Niza le preocupan?
R: “No existe riesgo cero. No estamos protegidos de todo y hay que intentar ser previsor contra todo. Se necesitará mucha vigilancia y nada de relajamiento.”

P: La instalación de las ‘fan zones’ en el centro de las ciudades ha sido objeto de tirantez entre la UEFA y las ciudades organizadoras, que quieren mantener la calma y la seguridad. ¿Se ha arreglado este problema?
R: “No ha habido tirantez. La UEFA quiere las ‘fan zones’ en el centro de las ciudades, ya que por su experiencia, no habrá mucha afluencia fuera de ellas. Pero no se puede impedir a las ciudades ponerlas en otros sitios. En lo que concierne a la seguridad, habrá que afinar tras el sorteo, cuando se conozca dónde estarán los equipos. Hay equipos que traen muchos aficionados, como Holanda, otros menos. Hay globalmente pocos fenómenos de hooliganismo, con excepción de algunos equipos de la zona de los Balcanes.”

P: El presidente de la República Francesa acaba de lanzar el Comité de los 11 Tricolores, encargados repartir los beneficios de la Eurocopa en campos tan diversos como la economía, la salud, la cultura, el medioambiente. ¿No se otorgan al evento virtudes que no tiene?
R: “No, y lamento que no se optimizaran mejor los beneficios de todo tipo de los grandes eventos deportivos que Francia organiza: económico, comercial, turístico, social. Se ha visto el impacto que tuvo el Mundial-1998 y el resultado de la selección francesa en la sociedad. El impacto social es difícil a materializar, pero lo que sé seguro, incluso si no está bien medido en Francia, es que estos eventos tienen un verdadero impacto económico. No se hace venir a un millón de visitantes extranjeros durante un mes sin que haya beneficios reales. La Eurocopa puede ser un excelente laboratorio para los Juegos Olímpicos de 2024, la Exposición Universal, ya que estos eventos tienen las mismas características.”

cha/nip/psr