Se llama Isaiah Bird y tiene 8 años y se ha convertido en todo un ejemplo de superación, sobre todo para personas con discapacidad, asombrando al mundo entero.

Este pequeño nació sin piernas, pero eso no le ha impedido praticar sus deportes favoritos, como el boxeo -practica wrestling- y el fútbol americano, ya que juega en los Long Beach Gladiators de Nueva York.

En declaraciones a la BBC, el pequeño asegura que para él, jugar al fútbol americano, “no es tan difícil, y de hecho, es bastante fácil”. También dice que cuando los niños rivales le preguntan qué le pasó, él contesta: “Dios me hizo así, nací así”.

(Vía 20 minutos)