Ella es Ashleigh Hannah (ashleighannah, en Instagram) quien estuvo a punto de ser nadadora profesional en Australia, pero se terminó inclinando por las pasarelas.