Los errores en salida de un arquero en el fútbol suelen ser goles fijos, y más cuando un jugador está acechando su zona. Este sábado, el guardameta del Reading FC, Ali Al Habsi, lo confirmó al protagonizar un blooper frente al Manchester United por la tercera ronda de la FA Cup.

Sobre los 78 minutos de juego y perdiendo 3-0 en el Old Trafford, el arquero omaní salió jugando junto a su compañero dando dos toques. Cuando éste se la regresó, el guardameta dejó correr el balón más de lo debido perdiendo el control del esférico.

El delantero del Manchester United, Marcus Rashford, aprovechó la ocasión para adelantar a Al Habsi e introducir el balón en su arco. Con este tanto, Rashford completó un doblete en el partido y puso el 4-0 que sentenció el encuentro.