LA EUROCOPA ES considerada la competencia de mayor relevancia en el globo terráqueo después de la Copa Mundo de fútbol, la presencia de las grandes luminarias del balompié universal, trayendo consigo que se convierta en un espectáculo sin desperdicio. PERO SI la afición del “Viejo Continente” tiene su emblemático torneo, la fanaticada de este lado del charco también  cuenta con un evento aquilatado,  la Copa América, la justa futbolera más antigua del universo, fundado en 1916. AHORA MISMO, al unísono, se vienen desarrollando ambos torneos, para el gusto de los más exigentes, dos escuelas distintas; la europea: fuerza, velocidad, verticalidad, pragmatismo y las grandes cabalgadas de cara al arco contrario; la americana: picardía, toque, ingenio, roce y otros aditivos que hacen del futbolista nuestro muy apetecido al otro lado del  mundo. ALEMANIA, AHORA mismo con la aureola de campeona del mundo; España, con el título europeo en su poder; la siempre Italia, la anfitriona Francia  y sin dejar fuera a Bélgica e Inglaterra, son las selecciones llamadas a la disputa del título. YA DEBUTO el combinado germano, el pasado domingo, con victoria frente a Ucrania por 2-0, pero sin convencer del todo, poner de manifiesto el poderío y capacidad que siempre ha caracterizado a los alemanes. TAMBIEN LO hizo la local Francia, y en la misma onda España, ambos seleccionados con triunfos cortos, apretados, resultados similares de 1-0 contra sus similares de Rumania y República Checa. SIEMPRE SE ha dicho que las distancias se han acortado en el fútbol, no obstante al final se terminan imponiéndose los de siempre, los de mayores pergaminos y recorrido. MUY JOVEN la Eurocopa aún para dar un veredicto final en relación a un favorito claro, prueba fehaciente lo visto hasta ahora, partidos parejos, aunque al final la balanza  terciará hacia los de mayor poderío. EN ESTOS tiempos, ya se hizo norma ver la sempiterna rivalidad entre la defensa y el ataque, tanto a nivel de clubes como de selecciones. FRANCIA SUDO la gorda para dar cuenta de Rumania; igual Alemania, que no la tuvo sencilla ante Ucrania y España apenas pudo anotar el tanto del triunfo en la humanidad de Piqué faltando apenas tres minutos para el final del encuentro ante la ordenada y bien parada selección checa. SERA CON el correr de los partidos que los equipos vayan engranando, la comunión entre el colectivo de cada selección para que los denominados grandes terminen imponiendo su jerarquía y por ende ir en pos del título.

 

*********************************************************************

POR          ESTOS LARES, la añeja y longeva Copa América, fundada en 1916, con grandes sorpresas y mucha polémica; entre lo más destacado, la eliminación tempranera de Uruguay, el más ganador del evento, un total de 15 ediciones en su haber,  y el coloso Brasil, cinco veces campeón del mundo y 8 títulos de la justa. LA SELECCIÓN “Charrúa” perdió en forma consecutiva sus dos primeros encuentros, ante México-uno de los favoritos- y contra Venezuela, para quedar a la vera del camino. EL CASO Brasil, pese a quedar eliminado por una mala decisión arbitral, dar por válido un gol ilegítimo del peruano Raúl Ruidíaz-lo anotó con el brazo-, visto por los ojos del mundo, menos por el juez uruguayo, no hay duda que los dirigidos por el técnico Dunga enseñaron poco, muy lejos de la otrora nación amazónica que se paseaba oronda por todos los escenarios del mundo dictando cátedra de buen fútbol. DEBUTÓ CON empate sin goles ante Ecuador, goleó a la débil Haití por 7-1 y en la noche del domingo mostró poco ante los “Incas”, a la postre quedando al margen del evento copero. HASTA EL momento-con un comentario especial para la Vinotinto-, en la particular y dentro de la subjetividad del fútbol, importante lo mostrado por México, también Argentina; Colombia, un buen primer tiempo ante Estados Unidos para una clara victoria de 2-0; frente a Paraguay un primer tiempo de calidad, no así en el complemento y contra Costa Rica el técnico Pekerman realizó diez cambios, osadía que le costó la derrota. CONTRA TODOS los pronósticos y cuando todo el mundo pensaba que la Vinotinto mostraría poco o nada luego de lo sucedido en las primeras seis fechas de la fase eliminatoria de cara al Mundial de Rusia 2018, que le costó el cargo a Noel Sanvicente, suplantado por Rafael Dudamel, que dicho sea de paso le ha tapado la boca a todo el mundo. NO LE fue bien en los cuatro encuentros de alistamiento: tres empates y un revés; sin embargo, ya en la Copa América, bajo su batuta, el debutante entrenador acaba de romper un récord para Venezuela en la justa continental, por primera vez en los cien años de historia, un seleccionado patrio logra ganar dos juegos consecutivos, amén de clasificar por primera vez a cuartos de final antes de la conclusión de la ronda eliminatoria. UN TRIUNFO frente a México el lunes en la noche y la Vinotinto enfrentaría en cuartos de final al segundo del Grupo D, que podría ser Chile o Panamá; si por el contrario, pierde ante el conjunto “Azteca”, tendrá que verse las caras con Lionel Messi y su corte, tarea bastante complicada. PERO INDEPENDIENTEMENTE de lo que suceda en los cuartos de final, lo bueno de Rafael Dudamel radica en que volvió a traer la alegría a la selección, regresó al nivel que mostró la Vinotinto en la era de Richard Páez y César Farías. VIENE UN nuevo reto para el técnico nacido en territorio del estado Yaracuy, sacar a Venezuela del foso en que se encuentra sumida en la eliminatoria Sudamericana, apenas un punto en seis partidos; el estreno de “Rafa” será el venidero 6 de septiembre, en la capital emeritense, territorio donde se hizo como futbolista, allí el elenco patrio recibirá nada menos que a la toda poderosa selección de Argentina.         PARADOGICO O no, Dudamel se podría enfrentar en menos de tres meses en par de ocasiones a su colega “Tata” Martino, siempre y cuando Venezuela y Argentina se midan en la próxima instancia de la Copa América en suelo estadounidense.  EL TEMA es bueno, ya ahondaremos más al respecto en la próxima entrega, que ojalá sea de buenas nuevas para nuestro fútbol a nivel de la selección de mayores. (Homero Duarte Corona)