a7-DLN220897MANOLO FUENTES, EL recordado jovencito que pintaba como una joya del mundo de la tauromaquia, convirtiéndose más adelante en  matador de toros, recién cumplió 30 años de ese día glorioso para el ahora jubilado del mundo del toro-el 26 de enero de 1986 se doctoró en la Plaza de Pueblo Nuevo, con la padrinazgo del aragüeño José Nelo “Morenito” de Maracay” y el testimonio de Vicente Ruiz “El Soro”-, se encuentra de visita en su natal San Cristóbal. “TRATO DE venir a mi tierra cuando puedo”, sentenció el Fuentes, quien platicó con el autor de la columna, primero en el Callejón de la Plaza y luego vino a la redacción deportiva de Diario La Nación. APENAS DOS años se desempeñó como matador de toros, para desde 1988 hasta el 2008, fungir de banderillero, haciendo parte de las cuadrillas de primeras figuras de la torería mundial, entre las que destacaron la del diestro mexicano Miguel Espinoza “Armillita Chico”. TRAJO A la memoria algo anecdótico que le sucedió en la Feria de San Isidro en Madrid, precisamente en una corrida donde actuaba el torero “Azteca”, allí lo cogió el toro “Caribello”, del mismo nombre del astado de la alternativa, sufriendo una grave herida en la cara, que lo llevó a lo enfermería. CUENTA FUENTES que actuó en más de 800 corridas de toros y novilladas en su función de banderillero, un récord en América, 57 de ellas en la Plaza las Ventas de Madrid; también recorrió plazas de Francia, Portugal, México, Colombia, Perú y Venezuela, al lado de diestros de la talla de Eulalio López “Zotoluco”, Curro Romero, Antonio Chenel “Antoñete”, José Mari Mari Manzanares padre, Antonio Barrera, Manuel Jesús “El Cid” y Gabriel Picazo entre otros. TAMPOCO PUEDE olvidar su presencia en la corrida donde  se conmemoraron los 50 años de la desaparición física de Manuel Rodríguez “Manolete”, en la que actuaron los diestros “Armillita Chico”, Enrique Ponce y Miguel Báez “El Litri”. VIAJÓ A Madrid en marzo de |982, donde se quedó por siempre, para unir su vida sentimental hace dos décadas con una madrileña, Virginia García, con la que procreó un hijo, Francisco Miguel, de 15 años de edad, quien heredó la vena taurina de su padre. EL RETOÑO de Manolo Fuentes es alumno de la Escuela Taurina Fundación “El Juli”, rol que cumple con la de estudiante del cuarto año de bachillerato. TRAE A la memoria Fuentes, la inclinación  de su hijo por el fútbol, disciplina en la que actuó de los 8 hasta los 11 años, obteniendo como premio a su labor de jugador 2 ligas y una Copa entre 2010 y 2011, en su categoría. CUANDO CUMPLIO 11 años, Francisco Manuel  “me dijo que lo inscribiera en una escuela taurina y cuatro después el resultado a lo aprendido en las 31 becerradas lidiadas es de 50 orejas y 9 rabos”, apunta el orgulloso padre.  EL AHORA jubilado hombre del toro, tuvo un agradecimiento para la Unión de Banderilleros Españoles, quienes  siempre lo trataron como un profesional, “siempre los llevaré en el corazón y en mi mente”, finalizó.

********************************************

JOSE NEIRA CELIS, el polémico presidente de la Comisión Taurina San Cristóbal coincidió con el periodista en el Callejón de la Monumental de Pueblo Nuevo, el pasado viernes, previo al comienzo de la tercera corrida. EN EL corto diálogo, con el columnista, el profesional del Derecho, no escondió su satisfacción como máxima autoridad en la plaza, pues uno de sus principales logros tiene que ver que por primera vez en 52 años de vida de la Fiss en la parte del toro, la afición pudo ver una señorita Amazonas como alguacililla; también se da el lujo que bajo su mandato es por vez primera que se regresa un encierro  por no presentar el peso adecuado los toros. COMO HOMBRE público acepto las críticas, apostilló, pero también quiero que se diga y se conozca lo positivo; por ejemplo, lo sucedido en la primera corrida cuando sus compañeros de la Comisión Taurina se retiraron de la plaza, al no estar de acuerdo con “mi decisión de exigir dos toros sobreros y no uno como ellos alegaban”. RELATIVO A L carnaval de orejas de la primera corrida, no se inmutó, fue al grano para sentenciar: “soy nacionalista, pues cómo no voy a premiar a los toreros del patio que apenas lidian una, dos o un máximo de tres corridas al año, mientras que los españoles torean hasta 70 y más”. “NO SOY un erudito en esto del toro, pero me jacto de ser uno de las pocas personas que conoce las mejores plazas del mundo, más de quince años asistiendo a las ferias de mayor abolengo del universo”.  EN LA gráfica Omar Hernández, Manolo Fuentes.