“ERRAR ES DE humanos, corregir de sabios”, reza la vieja frase, que se amolda como anillo al dedo, después de oír las palabras del abogado “Cheo” Molina, secretario ejecutivo de la Comisión Taurina San Cristóbal, quien se acercó hasta el periodista en el callejón de la Plaza de Toros para reconocer que hubo de repente ligereza, por parte del ente en cuestión, en el momento de las acreditaciones, el negar el carnet a gente que toda la vida ha estado ligada con la fiesta del toro, especialmente quienes cumplen con la sagrada misión de informar. ESO SÍ, dejó claro que así como hay personas que son dignas de estar allí, también existen personajes que no tienen méritos para ocupar este “embrujado” sector;  no obstante, se acostumbraron a hacerlo y ahora no aceptan por nada del mundo que se les margine de este recinto.  TAMBIÉN SE puso de acuerdo toda la directiva de la Comisión Taurina, como se pudo apreciar en la corrida del día jueves, también ayer, y no como el día miércoles, que dejaron al presidente José Neira Celis en la orfandad, totalmente solo.  Y PRODUCTO de que se haya fumado la pipa de la paz, las decisiones a la hora de los premios en la segunda corrida estuvieron ajustadas, no como sucedió en la primera de feria, que se repartieron orejas como si se tratara de una piñata. Igualmente se acreditó a periodistas, reporteros gráficos y personajes que en principio habían sido enviados a los tendidos, y desde el jueves ya estaban de nuevo en donde nunca debieron irse, buena señal de entendimiento de quienes están al frente de la Comisión Taurina en la edición 2016 de la Feria Internacional de San Sebastián.

*******************************************

AL CONTRARIO DEL éxito que se vivió en las dos anteriores ediciones de la Feria Internacional de San Sebastián, en la parte del toro, casi cinco llenos; este año, cumplidas las dos primeras corridas, el descenso en el ingreso de aficionados es notable: un cuarto de plaza el día miércoles y media plaza el jueves, siendo bastante optimistas. SON MUCHAS las razones que se pueden esgrimir, que van desde la grave situación económica que vive el país, pasando por la ausencia de toros con trapío- que sí los hubo en las dos anteriores ediciones, encierros traídos desde España-; también está de por medio el precio de las entradas, y un detalle de mucha valía, el cierre de la frontera. PARA NADIE es un secreto que son centenares los aficionados venidos de Colombia en cada edición ferial, con mayor razón en los últimos años, producto del cambio monetario, la diferencia entre el  peso colombiano y el bolívar venezolano.  OTRO FACTOR tiene que ver con la no venida de tres toreros a última hora, concretamente dos de las figuras que debían presentarse en la corrida de ayer, el francés Sebastián Castella, triunfador en la Fiss 2015, y la nueva figura de la actualidad en España, Alberto López Simón. OTRO DE los diestros que tampoco vino es el español Miguel Abellán, quien estaba en el cartel de hoy, lo sustituye el peruano debutante Andrés Roca Rey, que también actuará en el cartel de este domingo junto al maestro Enrique Ponce y el venezolano César Valencia. OJALÁ Y mejore el aforo de plaza para las corridas del fin de semana, que haya la respuesta del soberano a la hora de retratarse en taquilla y por ende redunde en beneficio de la empresa organizadora. EN LA gráfica de Jorge Castellanos, el diestro maracayero Erick Cortez, tercer alternante en la tercera de abono, quien mostró profesionalismo y deseos de agradar, pero no tuvo suerte con el acero.