DICEN  QUE NO SON tristes las despedidas…?, dile al que te lo dijo que se despida. CON ESTA frase le decimos adiós a nuestra tribuna CONTRARRELOJ por esta edición 52 de la Vuelta  al Táchira, evento del pedal que nuevamente demuestra ante el mundo que sigue teniendo un espacio muy importante en el acontecer del deporte de las bielas. MUCHOS PROTAGONISTAS, en especial los ciclistas, los grandes actores, pero también existen otros héroes anónimos, cada quien cumpliendo su rol, unos  más, otros menos, no  obstante lo bueno, el secreto  está en todo el profesionalismo  que se le imprima a cada segundo del acontecer diario de la competencia. MENCIÓN APARTE para el ahora Mayor (GNB) Carlos Rincón, quien se ha convertido en un elemento clave dentro de la seguridad de la competencia, ya con un sitial bien ganado, pendiente del más mínimo detalle en carretera para evitar a toda costa los consabidos abusos de algunos, todo por no comulgan con este tipo de eventos por una u otra razón. ES VERDAD que para unos pocos resulta una pesadilla tener que esperar, una o más horas en una  cola, a la vera del camino, producto del paso de la caravana de la  Vuelta, incluso causándole cualquier problema en su acontecer de la vida diaria. SIN EMBARGO, para evitar inconvenientes, solo se requiere buscar las fórmulas, prepararse a tiempo y buscar un plan B para no tener inconvenientes.  EL SECRETO está en enterarse a través de los medios escritos, hablados y televisivos por donde pasará la caravana a partir desde su inicio y hasta el final,  tomar las precauciones, y santo remedio como decía mi santa madre.  EL EJERCITO, la Guardia Nacional Bolivariana, las policías estadales y municipales y en fin todos los cuerpos de seguridad han prestado una  labor encomiable en pro de la seguridad de la carrera. EN LO particular, nos vamos con la seguridad de la labor cumplida,  seguros que de una u otra manera, en lo que estuvo  a nuestro alcance pudimos llevar a nuestros lectores una visión de lo que fue esta nueva edición de la Vuelta al Táchira. EL CUBRIMIENTO, al contrario de casi toda la  vida, que le regalábamos un buen material gráfico y escrito, en esta ocasión no fue así, la crisis que vive el país y de  la cual no escapa Diario La Nación nos llevó a la reseña de apenas  media página en el medio impreso, mientras que nuestra columna la trasladamos a la página web. LOS ÚLTIMOS tres días  de la competencia, sábado, domingo y lunes, con la venia de nuestra directora, licenciada Omaira Labrador, publicamos la página completa, lo que es la tapa del segundo cuerpo. EN LA parte gráfica, por segundo año consecutivo estuvo  presente el lente mágico de Jorge Castellanos, un reportero gráfico aquilato, con premios nacionales e internacionales, lo cual  representa una carta de garantía para el cubrimiento de la Vuelta. UN DEBUTANTE, nuestro conductor Luis Pernía,   sin duda todo un profesional del volante al  frente del vehículo de Diario La Nación. SU SERIEDAD y responsabilidad son carta de garantía para una misión de este tipo, donde  no solo está en juego la vida de quienes formamos parte de Diario La Nación, sino de  toda la caravana en el instante que haya un desliz de quien tiene la responsabilidad de conducir un vehículo. SUPLIO CON creces la ausencia de Oscar Jaimes, quien por más  de una veintena de  años fue el sempiterno acompañante de este servidor y el siempre recordado Omar Hernández, el conocido “Zorro”, un hombre que con su cámara se paseó por las carreteras del país dictando cátedra de su labor como reportero gráfico. LUIS PERNIA pagó el noviciados en La Fría, fue bautizado con agua y harina  por dos  personajes  bien conocidos en la Vuelta, el “Cachapero” y  “Pirulín”, quienes vestidos de “curas” de pueblo realizan un verdadero show todos los años. JUNTO  AL equipo reporteril de Diario La Nación tuvimos la compañía del joven colega, un periodista de las nuevas generaciones, egresado de la Universidad de los Andes, Freddy González, quien durante los doce días de competencia del Giro Andino le dio un excelente cubrimiento a través de Diario Frontera de Mérida a todo  el acontecer de la Vuelta Gigante de América.

EN ESTA ONDA DE despedidas y reconocimientos no podemos pasar por alto el espaldarazo  al Giro Andino  por parte del gobierno nacional  a través del  Ministerio del Deporte y la Gobernación del estado con José Gregorio Vielma Mora a la cabeza en su condición de primera autoridad del estado. EN LOS últimos cinco años el apoyo económico a la justa del pedal ha sido definitivo para que la competencia haya mantenido el sitial de honor que siempre ha ostentado. PESE A los imponderables, la crisis económica la afición respondió, sino con el mismo entusiasmo de otras ediciones, el amor y entrega por su Vuelta se mantiene incólume.

EL TÍTULO DE La Vuelta al Táchira ha regresado a casa, desde ayer al mediodía quedó en poder de un joven nacido en esta tierra, en Rubio, capital del municipio Junín, Jhonathan Salinas, quien después de seis ediciones consecutivas de participación, siempre con los colores del equipo Lotería del Táchira, logra repatriar una corona que estaba en poder del costarricense Joseph Chavarría, uno de los grandes ausentes de este año. NOS VAMOS, para regresar el año entrante si Dios nos tiene con vida, con la seguridad que de nuevo hemos cumplido, no como hubiésemos querido, tal como lo habíamos hecho durante tantos años, en esta ocasión y ante la crisis de papel periódico apenas  hubo la publicación de media página. EN LOS últimos dos días, domingo y lunes el  cubrimiento en el impreso fue de una página, extiendo un poco más las incidencias de la carrera. SEGUIREMOS EN contacto con los lectores todos los miércoles  en la página web de Diario La Nación, de continuar la crisis del papel periódico. EN LA gráfica de Jorge Castellanos,  el  campeón Jhonathan Salinas. (Homero Duarte Corona)